Hoy me gustaría hablar sobre “lanzadores de aplicaciones” para Mac, y de cómo la futura renovación de Spotlight puede afectarlas. De entre todas ellas, destacan la genial Alfred y la reciente iteración de la venerable LaunchBar. Si no las usas, no sé a qué estás esperando para probarlas e incrementar exponencialmente tu productividad.

Spotlight

Ya han pasado casi 4 semanas desde la keynote de la WWDC donde Apple anunció la introducción de numerosas novedades en OS X, entre ellas una nueva Spotlight con funciones e interfaz mejoradas que la acercarían a los grandes lanzadores de aplicaciones, o launcher apps, que destacan en el panorama Mac.

Craig Federighi presentando la nueva *Spotlight* en la *WWDC 2014*

Craig Federighi presentando la nueva Spotlight en laWWDC 2014

Recientemente, han sido muchas las voces que auguran el final de este tipo de aplicaciones, entre las que reinan indiscutiblemente Alfred y Launchbar.

Veamos qué nos pueden ofrecer estas aplicaciones en comparación con Spotlight y si realmente están vistas para sentencia.

Pero antes de entrar en materia, un pequeño vídeo de la futura versión de Spotlight en OS X Yosemite.

Alfred

Los desarrolladores de Alfred lo han dejado bastante claro:

…el objetivo primario de Spotlight es buscar entre tus archivos y en un pequeño puñado de fuentes web. Mientras que, el objetivo primario de Alfred es hacer que seas más productivo en tu Mac gracias a características excepcionales y potentes como Historial del Portapapeles, Comandos del Sistema, Mini Reproductor de iTunes, favoritos de 1Password, integración con el Terminal, flujos de trabajo creados por el usuario totalmente hechos a medida y personalizables, y muchas, muchas más.

Andrew y Vero Pepperrell (@preppeller y @vero), equipo detrás de Alfred.

No se puede explicar mejor. A pesar de lo que los profetas del apocalipsis digan, nos encontramos ante una aplicación que todavía1 va un paso más allá de lo que nos puede ofrecer Spotlight.

Pero no sólo de Spotlight, sino también de muchas de las aplicaciones del ramo. Alfred fue concebida con la facilidad de uso y el acercamiento al usuario como estandarte. De ahí su, hasta ahora, novedosa interfaz que, en vez de nacer de nuestra barra de menús como las versiones anteriores de Spotlight y LaunchBar, nos permite que tras pulsar la combinación de teclas asignada2 nos aparezca la barra de búsquedas en el centro de nuestro escritorio, por encima de las demás ventanas, y con un tamaño de letra bastante superior por defecto (aunque es configurable).

*Alfred*

Alfred

Alfred se puede descargar gratuitamente y esta versión gratuita es perfectamente funcional. Sin embargo, si queremos disfrutar de todo su potencial será necesario adquirir el llamado Powerpack a un precio de £17 (algo más de 21 €). La cantidad de funcionalidades que añade el Powerpack bien merecen dicho desembolso, pero, como todo, eso dependerá del tipo de usuario que seamos.

Entre dichas funcionalidades la que destaca sobre todas las demás es sin duda la capacidad de instalar y crear flujos de trabajo o workflows. Estos workflows los podemos crear nosotros mismos en el editor que trae Alfred consigo, o buscarlos directamente tanto en el foro oficial de Alfred como en el recientemente creado repositorio de workflows y temas Packal3.

Editor de *Workflows* en *Alfred*

Editor de Workflows en Alfred

Otra característica que requiere tener instalado el Powerpack es la personalización del aspecto gráfico de Alfred, que permite, por ejemplo, utilizar un tema que simula el aspecto de la futura Spotlight en OS X Yosemite.

En el post anteriormente citado, los desarrolladores de Alfred prometen nuevas características que nos irán llegando durante los próximos meses. Yo no descartaría ver una tercera versión de Alfred antes de la salida de OS X Yosemite.

Y como un pequeño screencast vale más que mil palabras, os dejo uno con Alfred en acción.

LaunchBar

La otrora venerable Launchbar4, que ya presenció en su momento el advenimiento de Quicksliver y Alfred, no ha perdido el tiempo y acaba de lanzar su sexta versión con un nuevo look más acorde a los tiempos5 y múltiples nuevas características, amén de pasarse al modelo freemium que tan bien ha sabido explotar su principal competidor Alfred.

Sin embargo, en el caso de LaunchBar, todas las características están disponibles en la versión gratuita. El pero es que en esta versión gratuita, la aplicación nos instará a “tomar un breve descanso ocasionalmente”. Si no queremos soportar estas interrupciones, el precio de una licencia es de 24 € más IVA6.

Nueva interfaz de *LaunchBar*

Nueva interfaz de LaunchBar

ACTUALIZACIÓN (13/07/2014):

Una vez pasado el mes de prueba, las interrupciones de la versión gratuita consisten en una ventana emergente que aparecerá al de aproximadamente 10-15 invocaciones de LaunchBar y cuya duración es de 5 segundos, transcurridos los cuales desaparecerá y ejecutará el comando que hayamos indicado.

Hora para una pequeña pausa…

Hora para una pequeña pausa…

Si bien LaunchBar ya ofrecía la posibilidad de utilizar acciones personalizadas o custom actions en pasadas versiones, en esta nueva versión se les ha dado un mayor énfasis en pos de alcanzar en ese terreno a Alfred, y se ofrece también la posibilidad de crear lo que han venido a denominar extensiones, que de momento, no son más que paquetes de varias acciones, aunque esto no está demasiado claro de momento.

La comparación en este aspecto con Alfred es inevitable, así que, sin darle más vueltas, procedamos:

Acciones en *LaunchBar*

Acciones en LaunchBar

Pero aunque pueda parecer que Alfred le da mil vueltas a LaunchBar, ésta última tiene algunos ases en la manga que le otorgan grandes ventajas respecto a la primera, empezando por el hecho de contar con toda la funcionalidad de LaunchBar de manera gratuita.

Entre las demás ventajas, la más destacada es la función Instant Send. Esta funcionalidad nos permite seleccionar un archivo o un fragmento de texto y, tecleando el método abreviado asignado7, enviarlo instantáneamente a LaunchBar dónde podremos aplicarle acciones o servicios del sistema. Esto se puede hacer con Alfred, pero no de serie ni con la fluidez de LaunchBar.

Otra ventaja de LaunchBar frente a Alfred se encuentra en las búsquedas de archivos. Si bien Alfred usa el índice de Spotlight para mostrar sus resultados, LaunchBar mantiene su propio índice que podemos configurar a nuestro gusto de manera que los resultados sean más precisos, lo cual se traduce en una ventana de resultados menos abrumadora.

Y hablando de búsquedas, Launchbar ha incluido de serie en esta última versión las sugerencias de resultados en vivo para DuckDuckGo, Google, Wikipedia, etc. De nuevo, Alfred también puede llegar a tener está funcionalidad, pero para ello es necesario instalar wokflows de terceros, que, en mi experiencia, no ofrecen una experiencia tan fluida LaunchBar.

Sugerencias en *Launchbar*

Sugerencias en Launchbar

Y es que el punto fuerte de LaunchBar es la eficiencia. En cuánto hemos superado las primeras pendientes de su curva de aprendizaje8, notaremos cómo somos capaces de volar con nuestro Mac, y cómo las tareas más usuales cómo comprimir un archivo, buscar en la web o mandar un correo, las podemos realizar sin despegar nuestros dedos del teclado de una manera ágil y natural.

Os dejo que lo veáis en acción en el siguiente screencast.

Conclusión

Parece que la renovación de Spotlight en Yosemite y su supuesta amenaza para Alfred y LaunchBar no va a cambiar en absoluto el panorama de estas aplicaciones.

El usuario básico verá cómo las mejoras de Spotlight le son más que suficientes9, mientras que para los usuarios medios/avanzados que ya conocen las bondades de los lanzadores de aplicaciones, Spotlight quedará relegado al lugar que ocupa hoy en día en sus Mac: una segunda opción.

Respecto a la curva de aprendizaje, a primera vista, Alfred es más directo y sencillo de aprender para el usuario básico, pero, como ya hemos comentado antes, Launchbar es más completo según lo sacamos de la caja. Personalmente no sabría cuál de ellos recomendar a aquel que quiera dejar atrás Spotlight.

De momento tengo instalados ambos, Alfred con su Powerpack, que ha sido mi elección desde hace ya varios años, y la última versión de LaunchBar todavía dentro de los 30 días de prueba, por lo que no sé cuán molestas pueden llegar a ser las pausas forzadas en su uso en la versión gratuita. En función de ellas, la balanza a la hora de recomendar una u otra podría desnivelarse hacia uno u otro lado.

Entiendo que ambas aplicaciones pueden convivir en un mismo Mac, junto con Spotlight. Las combinaciones que nos ofrece este planteamiento son múltiples, pero la que tal vez recomendaría a aquel que se esté planteando empezar con ellas sería la siguiente: Alfred como lanzador de aplicaciones exclusivamente y LaunchBar para búsquedas e Instant Send, ambas aplicaciones en sus versiones gratuitas.

Pero, en el caso de usuarios más avanzados, y visto mi creciente uso de LaunchBar, empiezo a decantarme por esta última, que de hecho está desbancando a Alfred en mi uso diario.

En resumen, la renovación de LaunchBar ha entrado con fuerza en el panorama de los lanzadores de aplicaciones para Mac, y puede que incluso llegue a recuperar el trono que le arrebató Alfred hace algunos años. Lo que sí que está claro es que ni Alfred ni LaunchBar van a sucumbir frente a Spotlight.

  1. Es cierto que la futura nueva Spotlight ha recogido muchas de las funcionalidades de Alfred, y que ha acortado distancias (lo cual para muchos usuarios básicos será más que suficiente), pero aún le queda mucho camino por recorrer.

  2. En mi caso, un doble clic a la tecla de comando (⌘), por dos motivos: agilidad, y la posibilidad de reservar la combinación ⌘Espacio para otro launcher, o bien para Spotlight

  3. Que tiene su propio workflow de búsqueda, como no podía ser de otra manera.

  4. Para los interesados en la historia de LaunchBar, os recomiendo la lectura del siguiente artículo de Shawn Blanc.

  5. Inspirado por la futura Spotlight, a su vez inspirada en Alfred.

  6. El 20% de IVA sólo es aplicado para países de la Unión Europea.

  7. En mi caso, un doble clic a la tecla control.

  8. Para ello recomiendo tanto la documentación oficial de LaunchBar como el eBook Take Control of LaunchBar, que si bien todavía hacen referencia a la versión anterior de LaunchBar (la 5), en ambos casos se están cocinando las pertinentes actualizaciones (que será gratuita en el caso del libro).

  9. Aunque tal vez en algunos despierte el gusanillo y los dirija hacia soluciones más avanzadas.